La fotografía de familia es muy divertida, muchos momentos de complicidad, momentos de risas, de juegos, de ocurrencias de los peques y de alegría. Son sesiones muy bonitas, donde podréis ser vosotros mismos, sin posados: bailar, saltar, jugar, ... y así es cómo se consigue captar la esencia familiar.

Una oportunidad para tener unas fotografías juntos, cualquier lugar es bueno para pasar un rato divertido. La playa, el campo, la ciudad,...  en un entorno natural, con esa luz que nos da el atardecer. 

Pueden acompañaros vuestras mascotas o los juguetes preferidos de los peques. 

Incluso, si lo preferís, podéis proponernos un lugar especial para vosotros y miramos qué posibilidades nos ofrece.

Suelen ser los reportajes más naturales y menos planeados e imprevisibles, y esto le da ese toque de originalidad, ya que cada reportaje es totalmente diferente.

La duración de estos reportajes es aproximadamente de 1 a 2 horas, no solemos ser muy estrictos con el tiempo, hasta que tengamos las fotografías necesarias para crear ese reportaje que tanto deseáis.

Contactad con nosotros y os informaremos de todo.

¡El mejor regalo que podéis haceros para recordar esos momentos para siempre!